Copyright: R. Domínguez
 



RUBÉN DOMÍNGUEZ
Una voz que pide justicia
 
Nació en Puerto Casado (Chaco- Alto Paraguay), el 18 de enero de 1957. Su nombre completo es GREGORIO RUBÉN DOMÍNGUEZ ALVARENGA, hijo de Lorenzo Domínguez Morales (Concepción) y Genoveva Esther Alvarenga (Villa del Rosario).
Su primera incursión en la música fue mediante su hermano Víctor Hugo Domínguez, quien le enseñaba las notas de la guitarra y el repertorio del canto popular de la época. Rubén tenía entonces cinco años de edad.
En 1968, a la edad de 11 años, integro el primer grupo como cantante y segunda guitarra de los “Bambinos”, orquesta electrónica de Puerto Rosario cuyo director era Alberto “Zumbute” Duarte, amenizando las fiestas bailables del Puerto, de la Villa y de pueblos adyacentes.
 
Recorte Cadete
 
Aquellas eran épocas de estudios, compartidas por el amor a la música. Como anécdota cabe mencionar que los jovencitos del grupo contaban con “permisos especiales” para llevar “melenas” (Cabellos largos”. Existía entonces una “Operación Tijera” que se encargaba de que todos los varones llevaran recortes “cadete” o a la suma “petitero”. La policía local controlaba el cumplimiento de la “ORDEN SUPERIOR”.
 
Continuó sus estudios en Puerto Casado (cursos básicos), en los años 1970/71.
En la iglesia, San Ramón se organiza un Festival Artístico del que participa Rubén y es elegido por votación popular como el mejor artista(cantante) de dicho evento, con premio de 1000 guaraníes y un pasaje de ida y vuelta a la capital de la Republica(Asunción) en avión por Transporte Aéreo Militar (TAM).
 
Usufructuando ese premio llego a asunción a principios del año 1972, etapa trascendental en lo personal, artístico y cultural. Prosiguió con sus estudios secundarios, comenzó a trabajar en un estudio jurídico como dactilógrafo y gestor, con cuyo sueldo mensual ayudaba a la economía familiar y solventaba los estudios de Canto.
 
Nuevamente de la mano de Víctor Hugo, se propicia la oportunidad de tomar clases de vocalización con la profesora Carmen Almirón.
 
“LOS LATINOS”
 
En 1975, su hermano Víctor Hugo viaja al continente europeo con Pablito Morel y su grupo, en el trío “Los Latinos” del cual era director y primera voz, se registra un hueco y se da la oportunidad primera para que Rubén Domínguez integre un grupo de música latinoamericana y preferentemente paraguaya.
 
En nuestro medio, había actuado en Radio Comuneros, Radio Paraguay, Radio Guaraní, Canal 9 TV, Parrillada el Rosedal, compartiendo escenario con destacados artistas que han hecho historia en la música nacional, como: Lorenzo Leguizamón, Yiyo Arce, Carlitos Vera, Ramón Barrios, Miguel Ángel Espínola y otros.
 
“Los Latinos” estaba integrado por Azis Derbas, primer requinto y 3ª. Voz; Norberto Núñez, segundo requinto y 2da. Voz y Rubén Domínguez guitarra de acompañamiento y 1ª. Voz.
 
TROVEROS PARAGUAYOS
 
En el año 1976, registra a su nombre la denominación de los “TROVEROS PARAGUAYOS” en Autores Paraguayos Asociados (APA), a petición de su hermano Víctor Hugo Domínguez, quien desde Barcelona-España, le envía un pasaje para trasladarse hasta allá y conformar un trío con Britos Mateo en el arpa, Víctor Hugo en el requinto y el canto y Rubén en la guitarra y la 1ª. Voz.
 
En 1977, por cuestiones familiares, Britos Mateo se retira del grupo, incorporándose Tony Genes a “LOS TROVEROS PARAGUAYOS”.
 
En el 85, Víctor Hugo regresa al Paraguay y Rubén continua su residencia en Las Palmas de Gran Canaria (España), donde en sociedad con otra persona había abierto un local de música latinoamericana “Anahi Pub” desde el año 1981.
 
En 1987, nacía su hija Marta Esther, fuente de inspiración de varias canciones. Su otra hija Christer, nacida en 1977 en Madrid-España, residía en Guarambare (Paraguay) y a quien dedico una misiva hecha canción: “Carta para Christer”. En el mes de febrero de 1989, la televisión Española daba la noticia de la caída de la dictadura o sea de Stroessner en el Paraguay, despertando en el, alegría y esperanza por la añorada y amada Patria. En marzo de ese año, formalizo un contrato y viajo a Marruecos, África del Norte, por tres meses. (El compromiso se prolongo por dos años y medio).
 
En 1991, en plena guerra del Golfo Pérsico y estando en Casablanca-Marruecos, al concluir el contrato el 13 de marzo, decide definitivamente volver al Paraguay y trabajar en la música. Pero en Agosto de ese mismo año, por motivos personales se vio obligado a partir nuevamente a Barcelona (España).
 
Desde 1992, reside en Neuchâtel-Suiza, siete meses al año y el resto en el Paraguay, donde viene a dar a conocer las composiciones suyas grabadas en CD o cintas magnetofónicas.
 
De corte Social
 
Sus composiciones son de corte reivindicativo social, preocupado por la injusticia imperante en el país, sin dejar de lado las composiciones románticas que tanto caracteriza al Sur-Americano.
 
Las obras
 
Discos compactos y cassettes editados en Suiza y España, constituyen su aporte o “granito de arena” a la cultura musical de la Patria, como: “Añoranza de mi Tierra”, “Sendero de Libertad”, “Reflexión”, “Muchachita Paraguaya”.
 
Cassettes; “Sueño de Paz”, “Rubén Domínguez y Raíces”, “Rubén Domínguez y Los Troveros”, “Anahi”, Sendero de Libertad.
 
Son de su autoría las siguientes obras musicales: “Valemorotî”, “Reflexión”, “Sendero de Libertad”, “Puerto Casado”, “Utopía” (en co-autoría con Rafael Acosta Vallovera), “No me digas extranjero”(con Rafael Acosta Vallovera), “Guitarra Compañera”, “Aromandu’avo”, “Quisiera”, “Esther en el recuerdo”, “En el umbral de mi niñez”, “Gracias Dios mío” y otras……./////



=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=